La Catedral de Barcelona

por | 23/03/2021

La Catedral de Barcelona, también conocida como la Seu o la Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia, es un excelente ejemplo de la arquitectura gótica catalana construida en el siglo XIV. A pesar de mantenerse a la sombra de la conocidísima Sagrada Familia, la catedral de Barcelona es un impresionante templo gótico capaz de enamorar a sus visitantes.

Los orígenes de la catedral de Barcelona

El lugar que ocupa la Catedral de Barcelona ha sido el emplazamiento de diferentes templos cristianos desde el siglo IV d.C. En el año 1058 se consagró en el lugar una iglesia de estilo románico y en 1298 comenzó la construcción de la iglesia gótica, que no se vería finalizada hasta principios del siglo XX.

catedral de barcelona

Principales puntos de interés de la Catedral de Barcelona

Cripta de Santa Eulalia: Bajo el altar mayor se encuentra la tumba de Santa Eulalia, una joven que por defender su fe cristiana fue martirizada hasta la muerte en el año 304 d.C.
Claustro: Construido durante los siglos XIV y XV, el espacioso claustro de la catedral es el hogar en el que habitan trece ocas que recuerdan la edad a la que Santa Eulalia fue martirizada.
Coro: Con una magnífica sillería de madera tallada, el coro compone uno de los rincones más valiosos del interior de la catedral.
Terraza: Un ascensor permite el acceso a la parte superior de la catedral desde donde se pueden ver sus torres y la ciudad desde las alturas, aunque las vistas no son demasiado llamativas.
Capilla del Santo Cristo de Lepanto: Esta capilla muestra a un Cristo crucificado al que los barceloneses tienen una especial devoción.

Un templo grandioso

A pesar de que la inacabada Sagrada Familia ensombrece con su fama a la imponente Catedral de Barcelona, ésta brilla con luz propia iluminando el centro de la ciudad con su impresionante fachada gótica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *